La Virgen “liberadora” de Bolívar

 
La Virgen “liberadora” de Bolívar
 
La Virgen “liberadora” de Bolívar
 
   
 
 
Reseña histórica
Tutazá es una población que data desde antes de la conquista de los españoles. Este viejo municipio era comandado por el “Cacique Tutazúa” (hijo del Sol) el cual también era súbdito del “Cacique Tundama”.

Tutazá fue fundada como municipio el 6 de octubre de 1849 y erigida parroquia en 1852. El territorio fue evangelizado por los padres agustinos quienes construyeron un hermoso templo que aún existe como patrimonio cultural y religioso del municipio. Desde el inicio, en este templo se venera una estatua de la Santísima Virgen del Rosario de Tutazá. Obra de un escultor quiteño y ya en 1767 tenía su cofradía y sus fiestas que con devotas peregrinaciones (y aún hoy día) se celebran el primer domingo antes del miércoles de ceniza y el primer domingo de octubre, a gran estilo como las de Monguí y Chiquinquirá.

Es muy conocida en la región como “Virgen de la Libertad” en honor al libertador Simón Bolívar quien en la batalla del Pantano de Vargas invocara “a la Virgen de allá… donde hacen los tiestecitos”. Esto porque no se acordó del nombre del municipio, pero si se acordó de la gran habilidad que tenía la gente tutaceña para trabajar con la arcilla.

Al ingresar al templo parroquial, a mano izquierda se puede apreciar un cuadro alusivo al suceso histórico. Fue pintado al óleo alrededor de los años 1870.

Tutazá dista de la capital del departamento de Boyacá (Tunja) 95 Km y a 200 Km de la capital de la República (Bogotá). Está a una altitud de 2700 metros sobre el nivel del mar, con una temperatura promedio de 13 grados centígrados y según los datos del censo de la población del 2003, el municipio cuenta con 2903 habitantes. Es uno de los municipios más extensos del departamento de Boyacá, pero con poca población.

El factor más importante de desarrollo del municipio en la actualidad lo constituyen la ganadería y la agricultura. También se están fomentando el turismo y la artesanía. En los primeros años de municipio hasta finales del siglo XX, la alfarería era muy reconocida a tal punto que invadía parte del comercio del departamento de Boyacá. Sus habitantes tenían gran habilidad para fabricar ollas, cazuelas, tazas, chorotes, tinajas, alcancías y demás enceres de barro. Estos agradables y necesarios objetos eran muy apetecidos por la gente de la región que en su gran mayoría las utilizaban en estufas de carbón y fogones de leña.

Últimamente se han llevado adelantando diversos proyectos de apicultura, piscicultura y otros agropecuarios, teniendo excelentes resultados en la producción y calidad del producto como en la rentabilidad.

En cuanto al nivel educativo, Tutazá goza con un buen sistema de educación, especialmente por la cantidad de centros educativos tanto de básica como técnica. El colegio nacionalizado “Pio Morantes” en honor del prócer tutaceño que combatió en el ejército libertador. Está ubicado en el casco urbano. Su modalidad es técnico agropecuario, al igual que el colegio departamental “La Libertad” ubicado en la vereda de “el Paramo”, mas concretamente en el caserío de “la Capilla” y en honor a la Virgen María que ayudó al libertador en el mismo momento cuando la invocó.

Encontramos dos formas de escribir Tutazá. La primera es con “z” y la segunda con “s”. Es muy normal encontrar “Tutasá” en mapas y relatos geográficos y “Tutazá” en documentos religiosos.
Alexander Ravelo V.

pchandersito@yahoo.com.co
imagen